¿DEJAR VIVIR O NO ...?


“Los insectos y los niños conviven en mundos comunes, siendo tanto sujetos de sus propias vidas como agentes activos. Sus encuentros pueden caracterizarse por la curiosidad mutua, la indiferencia o el miedo y pueden conducir a múltiples resultados ". - Elizabeth Boileau


Los insectos, que incluyen más de un millón de especies conocidas, representan aproximadamente dos tercios de la biodiversidad descrita en la Tierra. Pero no son muy populares: muchas personas tienen percepciones negativas de la mayoría de los insectos, y esto aumenta enormemente los desafíos que enfrentan los insectos debido a la actividad humana.


Cuando se trata de educar a nuestros hijos sobre cómo interactuar con nuestros amigos voladores, hay demasiadas madres y padres que gritan a la vez "¡No lo toques!" y no piensan dos veces antes de aplastarlo. A los niños se les enseña a temer y odiar a nuestros pequeños insectos, o a matarlos sin pensar.





En realidad, los insectos son las pequeñas cosas que manejan el mundo. Son fundamentales para la existencia del mundo tal como lo conocemos, ya sea a través de la polinización de plantas, el control de plagas agrícolas o ayudando a la descomposición de los desechos animales. Hay muchas maneras en que uno puede abogar por la importancia de estos insectos. Pero hay una solución simple muy efectiva para alentar a los adultos y a los niños y las niñas a valorar los insectos: hacer que aprendan más sobre los insectos. Y para hacer esto, y al hacerlo, se acercarán a estos pequeños animales y comenzarán a sentirse más cómodos a su alrededor.


El hecho es que, si no enseñamos a temer y a aplastar a estos animales, los niños y las niñas desarrollarían una íntima relación con ellos - relación que les proporciona relajación, asombro, empatía, mejora de la concentración, relación con el mundo que les rodea, entre muchas cosas más.





Preparándome para hablar con padres y compañeros sobre la naturaleza de los niños y las niñas cuando se trata de jugar con insectos y animales pequeños, no puedo evitar pensar en mí misma de niña, una niña amante de la naturaleza como muchos me recuerdan. Por supuesto, me encantaba jugar afuera, como a todos los niños y las niñas, y obviamente me atraían los insectos y cualquier pequeña criatura viviente que encontraba, como tantos otros niños y las niñas. Sorprendentemente, recuerdo en una etapa temprana "experimentar" con insectos comunes, cómo hacer bebidas mezclando hormigas en agua y sacar a los caracoles de sus conchas. Pero la intención nunca fue "¡Matar!", Siempre hubo una fantasía inocente en torno a todas estas actividades, como la elaboración de un zumo hecho de hormigas, o ayudar a la babosa a salir de su casa ¡porque quiere ir a ver sus amigos ...!


Estoy bastante segura de que en el momento en que aprendí más sobre estos pequeños animales y entendí que tal acciones no eran ni buenas ni útiles, me convertí naturalmente en una humana más ética. Fue entonces cuando mi vida se basó en cuidar saltamontes con patas perdidas - y cualquier otra criatura, incluidas ranas, hormigas y caracoles, y muchos gatitos, perritos, etc. Y otra vez conecté con esos animales - con asombro, amor y respeto.


Es importante tener en cuenta que para que yo terminara amando y cuidando a estos insectos y animales, tuve que acercarme a ellos, alimentar mi fascinación y luego aprender sobre ellos; también que el maltrato de insectos y pequeñas criaturas debe ser puesta en perspectiva. Todas las criaturas grandes y pequeñas tienen su lugar en el mundo, pero los infantes deben aprender que aplastar a un mosquito no es tan grave como matar a un pájaro con un tirachinas. Seamos realistas.


Una iniciativa reciente en el Reino Unido es que la nueva orientación curricular incluye el bienestar de los insectos y los animales y debe enseñarse en clase como parte de la asignatura de ciudadanía de la escuela primaria. Creen que cuanto antes puedan aprender los niños y las niñas sobre el cuidado de los insectos y de los animales, mejor. ¡Enhorabuena por la iniciativa!


Pero muchos adultos aún debaten sobre qué hacen los insectos por nosotros, ¿por qué están aquí "molestandonos"? Creo que debemos poner un mayor énfasis en compartir el comportamiento fascinante y las apariencias maravillosas en el mundo de los insectos. Cuanto más miramos al mundo que nos rodea, más maravillosas criaturas y ejemplos descubrimos. Los personajes de la literatura infantil y las películas de animación ciertamente han contribuido a esto. Si apreciamos y amamos el mundo de los insectos que nos rodea, tal vez podamos ayudar a nuestros hijos e hijas a ser conscientes de las responsabilidades que se derivan de las relaciones humanas con el mundo natural. Y la pregunta debería ser ¿Qué podemos hacer por ellos?


Para comprender cómo funciona nuestra tierra. Para empatizar. Para darnos cuenta de cuánto poder y responsabilidades llevamos. Dejar vivir, o no ...?





PREGUNTAS PARA NIÑOS / REFLEXIÓN:

¿Deberías sentirte culpable por matar arañas, hormigas u otros insectos?

¿Alguna vez está bien matar un insecto?

¿Te importa lo bonito que es un insecto? ¿Consideras otros factores, como si crees que es útil o dañino?

¿Y cuando se trata de ratones y otros roedores? ¿Está bien matarlos?

¿Por qué hay insectos?

STAY UP TO DATE
  • Grey Instagram Icon
  • Grey YouTube Icon

Castellfollit del Boix, Barcelona |  info@wildme.eu |  Tel. +34-646853168

© 2018 Wild Me. All Rights Reserved